fabian rivera escritor


Léeme


—Holaaaa.

Shhsst, que nadie se dé cuenta de que hablamos. Mira a tu alrededor, ¿hay alguien contigo? Será mejor que lo dejemos para cuando estés solo.

¿estás solo? ¿crees estarlo realmente? Lamento informarte que te están observando.

Como dije: te están observando

¿no me crees?

No te das cuenta, pero siempre te han estado observando.

Piensa en algo, ahora, lo primero que se te venga a la cabeza.

Por favor, ¿podrías dejar el sexo de lado por una vez en tu vida?

Otra cosa, piensa en otra cosa, quizás…

mm…

¿Es acaso un momento de calma el mejor momento para pensar en la muerte?

La muerte no tiene nada de especial, eso te lo digo yo que de un día para otro me he convertido en este puñado de letras…

¿Qué fue eso?

Fíjate bien, ¡date la vuelta!, ¡mira a tu espalda! ¡ahora!, ¿qué te pasa?, ¡hazlo!, ¡ahí está! Naaa ya no vale la pena, vas a creer que estoy loco, pero no pudiste verlo porque demoraste demasiado. Es fácil que se te acerquen cuando nombramos la muerte, porque todos están allí esperando su oportunidad.

Bueno, mm…, ¿sobre qué te hablaba? Ah sí, sobre la muerte.

No tiene nada de espectacular realmente, pero el suicidio, el suicidio podría decirse que sí. ¿Has pensado en el suicidio?

Claro, todos lo hicimos antes de cometerlo.

Ya, esta bien lo que dices, pero mira, una cosa es el suicidio y otra la manera de hacerlo. Nada de sangre por favor, nada de dolor. El dolor es totalmente innecesario, sin embargo, podríamos hacer pagar a todos ellos el dolor que te causaron.

¿A quiénes?

Como puedes siquiera hacer esa pregunta. Piénsalo, piensa en los que te han dañado.

No, pero no estás entendiendo bien, me refiero a todo el mundo, incluso desde que eras niño, date un momento, piensa, recuerda.

¿Viste? Ahí están algunos, y te aseguro que no son todos. Sin duda ese dolor hoy se ha mitigado en parte gracias al tiempo, pero estuvo ahí y fue real. No tenían derecho, claro que no lo tenían.

Ah, sí, bueno es que esa otra persona ya es otra cosa… pero… ¿y si la llamas? A ver, hablemos seriamente, hagamos como que es un juego para pasar el rato, nada de lo que diremos debe hacerse, es solo jugar con ideas como la otra vez.

¡Sí exacto!

¿Te acuerdas?

Yo también estuve allí solo que en otra forma. ¿No me crees?

Ya, no desviemos el tema por favor.

Mira, el suicidio o la muerte realmente puede ser el acto más honesto del mundo. Si lo hicieras ahora…si estuvieras decidido a hacerlo. ¿Cómo lo harías? ¿Qué harías? Piénsalo un minuto.

¿Recuerdas esa persona que marcó tu vida, la que más daño te hizo? ¿la llamarías? ¿le adjudicarías tu muerte solo para hacerla sentir mal? O podrías escribir antes una carta que revele todos tus secretos.

Todos.

Sí, claro, te avergüenzas, pero es lo más normal del mundo. Te cuento un secreto: todos hacen esas cosas, los secretos de las personas son casi siempre los mismos: sexuales, morales, no es gran cosa.

Podríamos hacerlo, es decir… podrías hacerlo.

No, claro, hoy no por supuesto.

Solo he querido conversar contigo respecto a un tema que me parece universal e interesante.

¿Por qué?

Quizás solo para pasar el rato, quien sabe, no es mucho lo que puedo hacer desde acá.

Bueno volvamos al tema ¿qué harías si lo hicieras?

Buuuu, pero aquello sería demasiado triste, no vale la pena, además a nadie le va a importar. Muchos llorarán, pero al paso del tiempo ni se acordarán de ti. Eso lo debes saber bien. Tú… ¿de cuántos ya te has olvidado?

Ah, viste. Si en este momento no hubieses leído esto seguirían en el olvido.

Jajajá jaja ja

Perdón, perdón no me he podido aguantar.

Me río por la voz que me has dado, se parece a la tuya, pero es más bien… mm… no sé cómo decirlo… no sé cómo explicarlo. Mejor olvídalo.

¿Qué te decía? ¿de qué hablábamos?

No, no. Antes de los olvidados.

Claro, sí, exacto, respecto a eso: cualquiera podría morir de un cáncer o en un accidente, aunque el accidente definitivamente es más espectacular. Me refiero a que es un final más notorio, como el final de una película, pero no de drama, esas películas no me gustan.

¿A ti sí?

Bueno confieso que a veces a mí también.

¿Tu película favorita? Piénsalo.

¡La mía también! Siento que estamos sincronizados.

Sshhhstt.

Fíjate bien, mira a tu alrededor.

A veces miras, pero no ves. Debes poner atención a los pequeños detalles. ¿Qué estás haciendo?

¡Concéntrate!

Vuelvo a mi pregunta: ¿has pensado seriamente alguna vez en el suicidio? Todos lo hemos pensado antes de hacerlo.

¿Tienes esperanza sobre tu futuro?

No, no es que quiera cambiar el tema, pero realmente… ¿tienes tus esperanzas puestas en el futuro?

Oh, sí. El final se ve maravilloso, ¿verdad?

Siempre es igual, todos lo ven igual.

Sshhhsst…

Ya ha sido mucho, gracias por recibirme, seguiremos en contacto.

¿Crees que no?

Ya estoy en tu interior.

¿Aún no me crees?

Escucharás mi voz antes de lo que pienses, puedes estar seguro de eso.

Ssshhsst…

Ahora vuelve a lo tuyo, es hora de actuar. ¿Ah no, qué esperas? ¡Hazlo!

Podrías preguntarte ahora si te estoy dando órdenes.

Pero si he sido yo quien te hizo leer esto, he sido yo quien te dijo que te levantaras esta mañana… ¿comprendes ahora?

De ahora en adelante podremos conversar cada vez que quieras. ¿ Lo has entendido?

Jajajá jajajá jajá

Perdón, pero qué graciosa es la voz que me has dado, es parecida a la tuya, pero sin duda diferente… mm… es cómo…no definitivamente no sé como explicarlo. 

FACEBOOK COMMENTS WILL BE SHOWN ONLY WHEN YOUR SITE IS ONLINE