fabian rivera escritor

Sin miedo alguno


Me dejo llevar por las corrientes de mi vida,
De alguna manera se bien,
Que las decisiones importantes ya las he tomado
Mucho antes de nacer.

Me refugio en mi alma,
Me escondo del ego
Y me alimento del amor,
Esperando en cada instante
Una sorpresa.

La corriente me ha llevado de su mano
Y me ha dicho:
"Bienaventurado el que ha sido castigado,
Porque tiene los ojos de Dios sobre él"
Y sonrío,
Y me deleito al sentir:
El eterno e infinito ser que soy.

Busco con ansias la sabiduría
Mientras contemplo las estrellas.
"La verdad no tiene mil caras,
Esta en tu interior" escucho

Y la veo y me retuerzo de júbilo,
Y comienzo a temblar,
Pero no tengo miedo
Es emoción,
Es amor,
Es la vida misma hablándome al oído
En un susurro hermoso,
Diciéndome:
Que ya nada nunca volverá a ser vacuo o insípido,
Que ya no debo temer.